Propósito de año nuevo: tu propio sitio web

  • Home
  • BLOG
  • Propósito de año nuevo: tu propio sitio web

Al iniciar un año todos tenemos propósitos que nos hacemos, es común escuchar por estas fechas: “este año si voy al gimnasio” o “este año si comienzo la dieta” o “ahora si voy a dejar de fumar” y a mitad de año nos damos cuenta de que ni hemos ido al gimnasio ni hemos comenzado la dieta y mucho menos hemos dejado de fumar porque, lo más común, es que al inicio de año vamos poniendo excusas para posponer esos propósitos.

Una buena manera de comenzar tu año con éxito y arrancar con buen pie es tener tu propio sitio web. Un sitio web propio te puede brindar muchos beneficios más allá de los que te podrían dar las redes sociales, tal como lo mencionamos en el artículo anterior titulado mi propia página web: consejos para empezar a hacer presencia online donde te hablábamos un poco de que esto te va a permitir que muchas más personas te conozcan y le dará una apariencia más profesional a tu negocio que termina por generar más confianza en tus posibles consumidores.

Que no se quede solo en el propósito, sigue estos consejos para comenzar

Si el 31 de diciembre en la noche fuiste de los que dijo “el próximo año si voy a hacer mi página web” no lo dejes solo en ese propósito de año nuevo y si no dijiste específicamente sino que te propusiste “hacer crecer tu negocio” la mejor forma es buscar un hosting, un dominio, un desarrollador y arrancar con el proyecto de tu web. A continuación te daremos algunos consejos para que obtengas los mejores resultados y tu inversión sea rentable.

1.      Busca un buen sitio para el hosting de tu página web

Así como la columna vertebral es la base de tu cuerpo que sostiene todo y hace que todo funcione bien, un buen servicio de hosting será la base que sostendrá tu sitio de cara a tus lectores, clientes o usuarios y de que tengas un buen proveedor dependerá en gran medida el que tu página funcione bien, pues nada haces con tener el mejor diseño y el mejor desarrollo si no tienes un hosting de calidad.

En el artículo anterior titulado 10 consejos para elegir el mejor hosting ya te dimos algunos detalles que son importante que tengas en cuenta, pero sobre todo siempre es bueno que recuerdes que “lo barato sale caro” así que no te confíes de una empresa que te ofrezca un hosting “barato”, más bien busca una empresa que te ofrezca calidad en el servicio y que te garantice el soporte cuando lo necesites. Y por supuesto, revisa también todas las recomendaciones en ese artículo y no olvides ver también todos los planes que tenemos en Servidores Rápidos disponibles para ti.

2.      Tu marca en internet: la elección del dominio

Una vez que has conseguido una buena empresa de hosting ahora viene la compra del dominio. El dominio es lo que será la dirección de tu sitio en internet, es decir, la url. No puede existir dos iguales así que es tu “marca registrada” en la web. Para poder hacer tu sitio web necesitas un dominio, pide ayuda a tu empresa de hosting si no sabes dónde comprarlo o registrarlo.

Cuando vayas a elegir tu dominio ten en cuenta que, aunque lo ideal es que sea el mismo nombre de tu empresa, en ocasiones ese nombre es muy común y por ende es difícil que lo consigas disponible, así que tienes que tener más de una alternativa en mente.

No todo es .com o .net, también puedes probar con otras extensiones quizás menos comunes como .online, .shop (si tienes una tienda), .gratis (si vas a regalar cosas), .org (para organizaciones) o las extensiones de los países: .pa para Panamá, .ve Venezuela, .co Colombia, .pe Perú, y así todos los que quieras y también puedes combinar las extensiones, por ejemplo puedes tener un dominio .com.pa o .net.pa, ya eso entra dentro de tus preferencias.

Lo más recomendado siempre para temas de posicionamiento es que tu dominio hable de lo que tiene tu sitio web, por ejemplo, no vas a tener un dominio que se llame elmundodelpeluche.com si tu página web es una tienda para autos o un blog personal. En todo caso cuando alguien escriba en el buscador “peluches” o “comprar peluches” tu página va a aparecer allí y eso no es lo que quieres, lo que quieres es que aparezca cuando buscan “comprar repuestos para autos”.

3.      Busca desarrolladores de confianza y de calidad

Al igual que con el hosting, no solo se trata de quien te ofrezca un servicio barato sino de quien te brinde confianza y respaldo sobre la inversión que harás, porque al fin de cuentas, el desarrollo de un sitio web es una inversión y siempre querrás que tus inversiones te traigan beneficios.

El desarrollo de un sitio web se podría decir que es al menos el 60% de la garantía de que tendrás un buen retorno de tu inversión. Si el desarrollador incorpora todos los elementos de seguridad que necesitas en tu sitio, además garantiza una buena experiencia de usuario a los visitantes de tu web y te da la posibilidad de que la puedas actualizar y hacer los cambios que necesites en cualquier momento, entonces ese es el servicio que debes escoger.

Si no quieres que tu propósito de hacer un sitio web o de hacer crecer tu negocio este año se quede en un propósito más sin cumplir, entonces puedes consultar con nosotros y preguntar por nuestros servicios de desarrollo, seguramente podremos asesorarte y orientarte para que hagas la mejor elección.

4.      Elige un buen diseño, después de todo, tu web será tu imagen y tu presencia en internet

Esto también es muy importante y con esto aprovechamos la oportunidad para aclararte lo siguiente: no todos los desarrolladores web son diseñadores gráficos y no todos los diseñadores gráficos son desarrolladores web. “zapatero a su zapato” dicen por ahí, así que si aún no tienes definida una identidad corporativa o una buena imagen para tu marca debes buscar un profesional que te la haga.

Es que el sobrino de mi esposo sabe de esas cosas y me lo puede hacer”, No. ¿Por qué no? Por lo mismo por lo que tú no permitirías que alguien que dice que “sabe algo de medicina” te haga una cirugía a corazón abierto. Para el desarrollo y el diseño web hay que prepararse y estudiar mucho tiempo, para poder hacer cosas que realmente funcionen.

5.      Usa las herramientas de marketing online

Ahora bien, una vez que tengas tu sitio web eso no significa que ya vas a cambiar tu negocio por sí solo, es apenas una parte del trabajo, la otra parte consiste en hacer que conozcan tu sitio web y que lo visiten, entre más visitas tengas más posibilidades tendrás de vender tus productos o servicios.

Para poder lograr que tu sitio sea visible existen ciertas técnicas y herramientas que componen lo que se conoce como marketing digital o marketing online. Hay empresas que se encargan de esto y pueden ayudarte con el posicionamiento de tu sitio web, así como con las campañas publicitarias para Google y redes sociales. Al igual que todo lo anterior, deja este trabajo solo en manos de profesionales, de lo contrario no obtendrás los resultados esperados.

Resumen de los aspectos básicos para cumplir tu propósito de tu propio sitio web

Si todo lo anterior te pareció demasiado denso (esperamos que no), a continuación tienes un resumen de los pasos que debes seguir para tener tu propio sitio web.

  1. Busca y contrata un buen servicio de hosting.
  2. Elige un dominio que te beneficie.
  3. Busca un buen desarrollador.
  4. Contrata un diseñador profesional que te ayude con la imagen de tu marca.
  5. Implementa todas las herramientas de marketing online a tu disposición.

Con estos sencillos pasos lograrás un sitio web de buena calidad que traiga muchos beneficios a tu negocio.

¿Qué te parecieron estos consejos? ¿Cuándo comienzas la tarea de tu sitio web?

Si quieres más información sobre nuestros otros planes y servicios diseñados para personas talentosas como tú, puedes contactarte con nosotros o dejarnos tu comentario en la parte de abajo de este post.

Imagen de jirehg vía Pixabay.com bajo licencia creative commons.